Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Perfeccionismo’

tiempo y pnlEsta es la pregunta que se plantea José Mª Acosta y que responde en su libro El tiempo, la PNL y la inteligencia emocional de Gestión 2000. Lo hace en un lenguaje ameno y muy práctico a través de 122 problemas relacionados con el tiempo y su gestión.

En los tres primeros capitulo pone las bases de la PNL y la Inteligencia emocional, insistiendo especialmente en el tema de la asertividad, básico en la gestión del tiempo (y en la vida!).

En los siguientes capítulos va abordando los 122 problemas que podemos tener en el manejo del tiempo, muchos de ellos relacionados con creencias erróneas sobre el mismo.

Me gustaría destacar dos ideas que muestra en sendas gráficas y que me parecen interesantes, ya que a pesar de su aplastante sentido común, creo que se olvidan con facilidad:

El error del perfeccionismo. Cualquier proyecto que realizamos mejora cuando ponemos más esfuerzo en él hasta un punto de inflexión en que un 10 por ciento de tiempo, no supone un 10 por ciento de mejora. Se ha llegado al punto de «lo mejor es enemigo de lo bueno». Intentar mejorar ese proyecto va a obligarte a dedicar unas cantidades ingentes de tiempo y esfuerzo que tal vez ya no te compensen.

El momento de decidir. Volvemos a encontrarnos aquí con otro «punto crucial». En una decisión importa el valor, pero de otro lado importa la utilidad. Hay un momento determinado en que una decisión tiene su máxima utilidad y luego ésta va decreciendo. Está bien esperar a decidir hasta tener la información necesaria y dar el máximo valor a nuestra decisión, pero si esperamos mucho a lo mejor «estamos perdiendo el tren».

Si os interesa el tema de organizar mejor vuestro tiempo, este libro es una buena opción.

¿Te bloquea el perfeccionismo inútil? ¿Decides en el momento preciso ?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

Hay un refrán español que dice Lo mejor es enemigo de lo bueno, que muchas personas se podrían aplicar. Es frecuente encontrar el perfeccionismo como una fuente de sufrimiento en quién lo padece y en las personas que tienen a su alrededor.

El perfeccionismo es una cualidad valorada socialmente (queda bien decir en una entrevista, «es que yo soy un perfeccionista», intentando dar a entender que te gustan las cosas bien hechas), pero en realidad, al perfeccionista no le gustan las cosas bien hechas, sino perfectas.

Es obvio que hay grados de perfección y de perfeccionistas: aquellos que lo llevan a todas las áreas de su vida y lo que no y el grado de exigencia que se marque cada uno. Pero hay un rasgo en común: la sensación de nunca poder estar del todo satisfecho con el resultado (sea propio o de otro). ¿Es algo que te suele ocurrir?

No estoy en absoluto defendiendo el hacer las cosas de cualquier manera (actitud que lamentablemente también abunda) sino el saber cuando parar, cuando dar algo por bueno. Si quieres las cosas perfectas estás condenado a estar perpetuamente insatisfecho (la perfección no existe!) e incluso paralizado ( la otra cara de la perfección es un no lo logres susurrado en tu oido).

Es además un esfuerzo mucha veces excesivo (e incluso inútil!). Hay que ser capaz de marcarse unos estándares de calidad y excelencia (cuidado, los de los perfeccionistas son realmente muy elevados) y funcionar con esos parámetros. Cuando lo has logrado, puedes parar, relajarte. Siempre puede hacerse algo mejor, siempre puede surgir una idea más pero a menos que quieras el oro en las Olimpiadas ese plus de esfuerzo no va a marcar ninguna diferencia apreciable.

Por ello, la próxima vez que estés delante de una actividad plantéate: cuánta importancia tiene para ti, cual sería un nivel de calidad aceptable, cuánto tiempo más tendrías que invertir para que fuera extraordinaria y si eso te merece la pena ( y sobre todo, depende de ti el resultado? Cuidado con los perfeccionismos sobre los demás!). Si te respondes sinceramente podrás valorar el nivel adecuado de esfuerzo y el resultado necesario para que estés satisfecho.

La perfección para los humanos es imposible, la excelencia sí.

¿Eres de los que en todo encuentra defectos? ¿Siempre te parece que podrías haber hecho más y eso te deja insatisfecho? ¿O eres capaz de encontrar el equilibrio entre esfuerzo y resultado?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »