Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Optimismo’

Mi colaboración de los lunes en Clicmetrics.

Cuando decidimos emprender un negocio o incluso cuando nos “alejamos del camino marcado” es frecuente que encontremos voces que tratan de disuadirnos, que creen que haríamos mejor en hacer-lo-que-hace-todo-el-mundo. Mira este vídeo:

Nunca dejes que nadie te diga … seguir leyendo

Read Full Post »

huchaLeyendo la entrevista de la Contra de ayer a Santiago Niño Becerra, economista, uno no puede menos que sentirse inquieto. El señor Becerra, ya predijo en el año 2006  la crisis en la que estamos inmersos, por lo que es posible que sus predicciones actuales, nada halagüeñas ( él no ve ningún brote verde) también se cumplan. Si ésta en lo cierto nos enfrentamos a un verdadero cambio de paradigma, mucho más intenso y extenso de lo que se nos ha venido diciendo hasta ahora. Citaré algunas de sus palabras al respecto:

Sí, y ahora hemos llegado a una situación en que ese modo de funcionamiento se ha agotado, ya no podemos ir a más. La recuperación de la crisis estará basada en la productividad y en la eficiencia, lo que significa que sobra y sobrará sin remedio mano de obra.

Ese decrecimiento ¿será para todos o sólo a partir de la clase media para abajo?

Para todos. El realmente rico será el que cree valor, el que tenga una altísima productividad. Si ahora la sociedad está escindida entre ricos y pobres, a partir del 2010 lo estará entre los que generan valor y los que no.

[…]

¿Y qué pasará con el tercer mundo?

La gente que consume y no genera lo tiene francamente mal.

¿Qué nos espera tras el capitalismo?

Estamos hablando del 2070. Hasta ahora, lo esencial ha sido el individuo. Vamos hacia un sistema grupal, consciente de que el todo es mayor que la suma de las partes, colaboraciones, asociaciones.


De lo que nos habla el señor Becerra, no es de un reajuste o unos pequeños cambios, sino de un cambio total de mentalidad. Ante eso me pregunto ¿estamos preparados para ese cambio?. Un cambio de esas características tiene que afectar en todos los puntos de lo que en PNL (Bateson, Dilts) se conoce como niveles neurológicos. Empezaré por el de más abajo hasta llegar al que está más alto en la cadena ( no es mi intención profundizar sobre este tema ya que sería demasiado largo, sólo invitar a una pequeña reflexión):

–  Ambiente: va a producirse un cambio en todo los escenarios (El sistema capitalista parece que se desmorona)

Comportamientos: Habrá que adecuar las conductas a esos nuevos escenarios ( ya no vale con saber hacer algo, mucho saben hacerlo, hay que ofrecer un valor añadido)

–  Capacidades: para movernos en un nuevo paradigma necesitamos nuevos recursos personales. ( para ofrecer valor hay que tener capacidad para ello)

Creencias: Deberemos modificar alguna de nuestras creencias para adaptarnos a un nuevo tipo de sociedad ( por ejemplo, ya estamos viendo que el crecimiento ilimitado no es posible)

Valores: Se hace necesario un cambio en la escala de valores si los valores que rigen la sociedad cambian a su vez. ( el consumo, el dinero ya no van a ser el valor supremo)

Identidad: Hay que redefinir quién soy, cuáles son los atributos que realmente me definen como persona si lo que hasta ahora ponía en el nivel identidad ( ejemplo, un trabajo bien pagado,  un buen coche ya no me sirven como valores en un mundo no-consumista).

Sistema: ya no soy yo y el resto del mundo sino yo con el resto del mundo.

No querría extenderme demasiado en este tema, pero creo que aunque sea de manera general nos da una idea de lo que realmente significa un cambio esa magnitud. Coger nuestro mapa del mundo,  ese que ya nos es cómodo y permitir que se flexibilice y se ensanche en gran medida no es tarea fácil. Y ahí es cuando me surge la pregunta con la que tituló este post.

Para relajarnos un poco os dejo con un link a un video que me ha parecido una idea divertida. Tal vez el humor no nos saque de la crisis pero estoy convencida de que nos va a  hacer falta.

http://raventos.tumblr.com/post/113250433/flasmob-en-una-oficina-del-inem-miedo-a-la

¿Estás preparado para un cambio de esa magnitud? ¿crees que puedes funcionar con antiguos patrones en un mundo nuevo?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

arcoirisblog

Impresionante la entrevista de La Contra de hoy a Stefan Vanistendael, experto en resiliencia. Es un tema que ya hemos tocado varias veces en este Blog, pero que resulta esencial, quizás es la piedra angular de muchos caminos.

Toda la entrevista es altamente recomendable, pero extraeré algunos fragmentos que me gustan especialmente:

Tener responsabilidad por otro, aunque sea un gato, es suficiente. Pero se trata de vivir conectado positivamente. Y la belleza (la naturaleza o el arte) y el humor me parecen dos maneras de conectarse con la vida muy poderosa. El humor es el último tesoro, en situaciones difíciles, como dictaduras, la gente desarrolla un humor muy agudo.¿Por qué nos reímos tan poco?

Porque todo funciona muy bien en la vida cotidiana, el humor viene cuando algo no funciona bien, y gracias a él no se pierde la confianza. Cuando la madre esconde su cara tras las manos, el bebé pasa de la angustia a la sorpresa de volver a recuperarla y lo hace a través del humor.

El humor, ¿un mecanismo de defensa?

Es mucho más que eso, nos ayuda a ajustar situaciones que nos desorientan. Un señor muy viejo me dijo: “Tengo un gran problema que no puedo resolver, pero comparado con la inmensidad de la vida es pequeño”.

El humor, tantas veces pocos valorado en nuestra sociedad, es un mecanismo de supervivencia, nos permite relativizar las cosas, darles una dimensión que las haga manejables.

No se trata de reírse de las desgracias, sino de enfrentar la vida con humor. Una sonrisa a tiempo, una risa, todo lo cambia. Tendemos a tomarnos a nosotros mismos demasiado en serio y eso no hace caer en el estrés, la ansiedad y en la depresión.

Cada cual ha de descubrir ese lugar interno en dónde reside su humor, esas cosas que le conectan con la risa y sacarlo fuera, compartirlo con los demás y disfrutarlo. No tengamos miedo de reír!

¿Te ríes con frecuencia? ¿O crees que las cosas son siempre demasiado serias como para tomárselas a broma?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

En el año 1964, Martin Seligman psicólogo de la Universidad de Princenton, hizo un notable descubrimiento: que perros que habían sido sometidos a descargas eléctricas de las que no podían escapar, cuando tenían ocasión de hacerlo, tampoco lo hacían, no escapaban. Los perros había aprendido el desamparo, la indefensión. Experimentos posteriores demostraron que esa indefensión se podía revertir y el sujeto ya no adoptaba nunca más la posición de desamparo.

¿Cuáles son los factores que creen los que caen en el desamparo y no creen los optimistas?

– La permanencia. La gente emprendedora cuando se encuentra con problemas no cree que estos sean permanentes, cree que es algo pasajero.

– La penetración. Aunque un problema pueda ser grande, la persona optimista no deja que afecte a otras áreas de su vida.

– La personalización. Cuando surge un problema, no lo atribuyen a una características de su identidad, sino que creen que tiene que ver con comportamientos o habilidades que se pueden mejorar.

Teniendo estos datos, ¿crees que eres una persona optimista? ¿Cómo vives los reveses de la vida?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

La búsqueda de la felicidad también puede enfocarse siguiendo los resultados de las más modernas investigaciones sobre cerebro y estrés:

Eduardo Punset en su libro El alma está en el cerebro nos dice:

Creo que vale la pena ser optimista y hay un motivo añadido: si eres optimista, generas felicidad en tu interior, y es posible que la crees en otros. Si eres pesimista, no tienes ninguna esperanza: estás completamente seguro de que perderás. Si hay donde elegir, elige la felicidad y el optimismo, ya que por lo menos existe una posibilidad. Si ya has decidido que algo no funcionará, no hay manera de que funcione.

Resulta más práctico ser optimista, ya que generas opciones en donde otros ven problemas y por tanto aumentas las posibilidades de conseguir lo que deseas.

Del mismo modo Robert Sapolsky, catedrático de neurología de la universidad de Standford, que cuando se activa un pensamiento estresante todo se paraliza y todo el esfuerzo se dirige a solventar esa supuesta amenaza. El estrés puede matar neuronas del hipocampo zona esencial para el aprendizaje y la memoria. Es una zona que se ha descubierto que está implicada en enfermedades como el Alzheimer. Tener pensamiento tristes o negativos, puede hacernos muy infelices y además es tóxico para el sistema nervioso.

Por tanto, tanto desde una vertiente más espiritual, como desde una más científica, todo apunta a que los pensamientos positivos son potenciadores y nos ayudan a sentirnos felices y los negativos sólo nos sirven para perjudicar nuestro organismo y restarnos opciones. Parece que la elección es clara.

¿Te has parado alguna vez a observar cuantos pensamiento negativos tienes en un día?¿Cómo te sientes después de tenerlos? ¿Qué crees que pasaría en tu vida si los sustituyeras por pensamientos positivos?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »