Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘marketing emocional’

Decir en una misma frase “realmente” y “auténtico” casi debería considerarse una redundancia, ya que ser auténtico presupone que no hay doblez ni engaño,  que se muestra lo que realmente hay. Cuando hablamos de Marca personal y términos afines, estamos hablando, de algún modo, de autenticidad. El problema, como en cualquier etiqueta o término que se pone de moda, es que su uso se desvirtúa y hay una tendencia a añadirle cosas que no estaban en su inicio (como pasa con el Coaching,pero eso sería un tema muy largo y ya lo hablaré otro día si me veo con ánimos).

Quizás la palabra Marca delante de personal, lleva a confusión  aunque precisamente la idea nace de gurús como Tom Peters que pretenden destacar por encima de todo el hecho de ser tú mismo. Pero también te explican algunos atributos de las marcas, que aplicados a las personas, pueden ayudar a realzar su imagen (y digo realzar, no esconder o manipular).

Por eso, me ha gustado leer en la Contra la utilización que hace de estos conceptos sin nombrarlos Scott Schuman, cazatendencias y creador del blog de moda más influyente del mundo que nos dice: “Únicamente la personalidad hace el estilo”. Y nos dice cosas como estas:

Para mí el estilo es crear un look que encaje con tu personalidad. Uno de los errores que cometí cuando empecé a ganar dinero fue comprarme muchos trajes.

¿Y no mejoró su estilo?

No, mi estilo mejoró comprando menos cosas y vistiendo la ropa que se adapta a mi manera de vivir: siempre en la calle haciendo fotos. Y creo que eso es lo mismo para todo el mundo.

¿Cuál es su consejo para que la gente encuentre su estilo?

Que sean consecuentes con quién son realmente y con la vida que llevan, y que a eso le saquen partido.

Es curioso que el creador de uno de los Blogs más influyentes del mundo de la moda, algo que solemos asociar a superficialidad, te diga que tú estilo nace de dentro y no de las pasarelas o revistas de moda. Así creó él su Blog, fotografiando por la calle a gente con su propio estilo.

Al igual que “disfrazarte” de ropa de un diseñador o de marca no te da un “estilo” no puedes “disfrazarte” de marca personal. O eres tú mismo y te expresas, o eres un “clon”, una “marca blanca”, una mera copia. El único camino para ser tu propia marca (luego vendrá la fase de que productos ofreces, pero ese es otro tema!!), para realmente crear un impacto en el otro, es ser tú mismo. Lo seres humanos nos sentimos impactados por otros seres humanos. No hay otro camino. Y puedes decir, es que a mi no me interesa crear una “marca personal”, pero imagino que te interesará conectar con los demás. Y el camino vuelve a pasar por ser tu mismo.

 

¿Eres auténtico? ¿Tal vez piensas que tienes la habilidad de “vender una imagen”? ¿Crees que eso impacta en alguien?

Mertxe Pasamontes

Anuncios

Read Full Post »

VacawebEn el próximo Monday Reading debatiremos sobre un libro que ya muchos conoceréis,  la Vaca Púrpura de Seth Godin. Aunque se trate de un libro de marketing, no creo que pueda dejar indiferente a nadie, ya que en realidad, nos está hablando de una nueva actitud ante la vida, no sólo de marketing.

Leía ayer en una entrevista a Concha Buika que decía:

Si lo que necesitas es una historia maravillosa, fabrícala, píntala, cántala, cuéntala. Sólo me hacía falta irme al mundo que hay detrás de los párpados para descubrirme. Dejar de inventarme un personaje para que pudieran quererme. Y al hablarnos desde ahí descubrimos que, aunque no seamos iguales, somos lo mismo.

No podemos negar que Buika es una cantante muy especial, con un carácter peculiar e ideas propias. No gusta a todo el mundo. No es aburrida, es sorprendente. Ella misma confiesa que fue a multitud de audiciones en que ni tan solo la escuchaban. Pero persistió y finalmente ahí está, única y especial.Porque si algo tenía muy claro es que “no puedes gustar a todo el mundo” Y añadiría: ni debes!!!. Buika descubrió su Vaca Púrpura.

Y ese es el mensaje implícito en la Vaca Púrpura: ¿qué te hace realmente extraordinario? . Las personas en nuestro mundo occidental y consumista, tienen prácticamente de todo. No necesitan casi nada de lo que puedas ofrecerles. O no les interesa. O no tienen tiempo para preocuparse de eso. Por eso, puedes ser cualquier cosa menos aburrido. La gente no mira aquello que le aburre. Quiere algo innovador, que le sorprenda, que le seduzca, que le ilusione. Has de llamar su atención.

Hay una interesante gráfica en el libro, en la que no me extenderé, pero que resulta esencial para diferenciarse. No hay que agradar a todos, sólo a aquellos que están dispuestos a probar algo nuevo. Por tanto, ir a lo seguro es lo mismo que ser invisible. Es el momento de atreverse, de probar, de lanzarse de lleno a tu pasión. Si al final estabas equivocado, por lo menos habrás hecho lo que realmente te gustaba.

Y eso no sólo vale para los freelance, sirve también para quién trabaja dentro de una empresa u organización. En los tiempo que corren, no hace falta que yo os explique que nadie es imprescindible.

 

¿Estás dispuesto a hacer algo extraordinario? Si respondes que no: ¿qué te frena?

Mertxe Pasamontes

 

Read Full Post »

c-vs-c

Ese es el interesante tema que plantea Tim Pethick, pionero del marketing emocional en La Contra de hoy. Interesante entrevista que vale la pena leer por el modo en que entiende la actual crisis, desde su vertiente social. Pone como ejemplo que a pesar de que los datos económicos son peores en España que en otros países, aquí la gente parece más tranquila, no vive con la idea de “la que se nos cae encima”. Y eso ayuda a tener una actitud positiva frente a la dificultad (como tantas veces hemos hablado ya, la importancia de la actitud).

Tiene además unos conceptos sobre marketing emocional que me parecen imprescindibles de conocer:

¿Y cómo es su marketing, entonces?

Tampoco soy geólogo. No trabajo con piedras sino con personas, y las personas nos dejamos guiar por la razón pero decidimos con el corazón, y nuestro corazón también es solidario.

[…]

… Pues fatal.

Pero ¿quién decide si usted es bueno o malo, su jefe o sus amigos? ¿Qué da la medida de su éxito, los ceros de la cifra de su salario anual o la cantidad de amigos que tiene y cuánto le quieren?

Cada uno hace caso a quien quiere.

Pero si la red social es más fuerte, entonces los prescriptores para un producto serán más próximos al destinatario. Yo conduzco un Fiat 500, un utilitario, como los personajes low cost de mis campañas, pero, como ellos, intento tener una red de amigos y familiares incondicional. Son ellos quienes dan la medida de mi éxito: no la tapicería de piel de mi coche. Eso es marketing emocional.


Tim Pethick toca en estas respuestas un par de puntos que me parece fundamental no dejar pasar por alto:

– La nueva concepción del consumo como algo que tiene más que ver con la utilidad que con la exhibición y la autoestima. El consumidor que nos describe Tim es una persona que cimenta su autoestima en sí mismo y en su grupo de amigos, no en las posesiones que tenga. La autoestima no se la da un coche, no es tanto tienes tanto vales, si no tanto eres tanto vales. Y ése eres, que depende de la propia autoestima y del círculo de amigos puede ser un punto crucial en el momento actual para salir de la crisis.

– La idea, ya apuntada por otros como Eduardo Punset, de que no decidimos de manera racional, sino emocional. Por las investigaciones y estudios que he leído yo me atrevería a ser incluso un poco más atrevida que Tim y decir directamente que decidimos con el corazón. Las verdaderas motivaciones surgen del corazón. Por tanto no es que nos dejemos guiar por la razón y luego decidamos emocionalmente, sino que decidimos emocionalmente y luego lo justificamos racionalmente. Sé que es una cuestión de matiz de que sería prácticamente lo mismo, pero pone un especial énfasis en esa decisión emocional. De hecho si no tuviéramos emociones, no podríamos elegir ni tan siquiera entre dos opciones simples de un menú, como bien explica Eduardo Punset en su libro El alma está en el cerebro.  O existe emoción o no existe decisión.

Por todo ello no es de extrañar que muchos anuncios se apele más a nuestra emoción que a  nuestra razón a la hora de inducirlos a comprar algo. Y que nos gusten “aquellas películas o libros “que nos emocionan”.

Antes esto, tú que crees ¿decides con la cabeza o con el corazón? ¿crees que es más importante  lo que eres o lo que tienes?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »