Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Frases reflexion’

Este será el tercer año que realizo una reflexión un poco antes de la Navidad. El año pasado ya se presentaban una navidades menos abundantes en el plano material, ya que la crisis económica empezaba a asomar. Pero creo que realmente este año ese aspecto está en su punto máximo y serán una de la navidades “menos abundantes” de las que muchos habremos vivido (dependerá de la edad, país, cuestiones personales…).

Por eso, insistiré en algunas cosas que ya dije el año pasado, como que quizás es el momento de SER más  y TENER menos. De vivir más en el aquí y ahora y disfrutar de cada instante, por el mero hecho de estar vivos (que no es poco…).

Aconsejo de nuevo usar los “símbolos navideños” para hacer un anclaje interno, para conectar con nuestra verdadera esencia, para practicar un poco la maravillosa experiencia de vivir en nuestro centro…

NO sabemos hacia donde llevará este cambio de ciclo, pero todo apunta a que el crecimiento indiscriminado es insostenible, a que deberemos ir hacia un posmaterialismo. Eso no quiere decir que tengamos que renunciar a todo lo material, pero sí que tendremos que buscar un equilibrio sostenible.

Y esta época, tradicionalmente asociada al consumo y el exceso, puede ser un buen momento para empezar ese cambio. Para mirar hacia adentro y descubrir esos valores que todos tenemos, esas cosas que no se compran con dinero. Para determinar qué necesitamos realmente y qué no. Para ser un poco más solidarios. Para encontrar el placer en actividades sencillas, que tal vez hemos olvidado. Para sonreír más y quejarnos menos. Para dejar nuestra mente fluir más. Para no aferrarnos a lo superfluo. Para abrazar a las personas que queremos, e incluso a aquellas que no queremos (de momento…).

Para….

Son tantas las opciones, tantas las oportunidades para sentirse bien que no creo que merezca mucho la pena empeñarse en poner la atención sólo en lo que no tenemos.

Esta vez no voy a poner una pregunta. Haré tan sólo una sugerencia: que entre todos, generemos muchas ideas para disfrutar de estas navidades sin necesidad de gastar mucho. Espero vuestras ideas! Pueden ser el mejor regalo para muchas personas.

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

Mi colaboración de los lunes en Clicmetrics.

Cuando decidimos emprender un negocio o incluso cuando nos “alejamos del camino marcado” es frecuente que encontremos voces que tratan de disuadirnos, que creen que haríamos mejor en hacer-lo-que-hace-todo-el-mundo. Mira este vídeo:

Nunca dejes que nadie te diga … seguir leyendo

Read Full Post »

nortepersonal

Aerin Alexander, kinesióloga, nos explicaba hace pocos días en una entrevista que las cosas suceden “de dentro a afuera“:

¿Conciencia?

Conciencia a través del movimiento. La tranquilidad, el bienestar, va de dentro afuera y debemos cuestionarnos lo que va en dirección contraria. ¿Quién inventó que son necesarias ocho horas para dormir, ocho para trabajar y ocho de ocio?

La industrialización.

Hay que seguir el propio ritmo natural. Hay quien duerme seis horas con intensidad y funciona mucho mejor que el que duerme ocho con hipnóticos. A menudo, menos es más. Hacemos mucho y consumimos mucho, pero estamos carentes de ser. Para recuperarlo, debemos conectarnos con él.

Quizás en estas sencillas palabras están las claves de muchas de las cosas que nos suceden: en lugar de conectar con nosotros mismos y actuar según lo que sentimos, recibimos los estímulos de fuera y respondemos “como podemos”.  Y ese “como podemos” puede significar muchas cosas y tomar formas diversas, pero siempre hay un hecho que está presente: se responde desde fuera de nuestro centro, se re-accioana.

Cuando estamos en nuestro centro, estamos en conexión con nosotros mismos, con nuestra esencia, con nuestras emociones y ponemos el alma en todo lo que hacemos (¡Ojo! No tiene nada que ver con dejarse la piel!!!!). Estar en nuestro centro es actuar acorde a nuestro Norte Personal (ese compromiso con lo substancial del que ya hemos hablado), es tener claros cuáles son nuestros valores y actuar en consonancia con los mismos. Cuando el Norte personal está claro y nosotros actuamos alineados con nuestro valores, todo fluye. Y lo que perciben los demás es pura autenticidad. Podrán estar de acuerdo o no con lo que hacemos, pero saben que tiene delante a una persona “de una pieza” y pueden sentir el alma del otro. Ese es el lugar en donde se producen la verdadera conexión con los demás, el lugar en donde dos almas se encuentran y bailan unidas al son de la autenticidad.

Lo mismo sería aplicable a las empresas y marcas que suenan “con alma” o suenan “mecánicas y robotizadas”.

Por tanto sólo me cabe preguntar: ¿Tienes un Norte personal? ¿Y unos valores claros y definidos? ¿Actúas con alma o reaccionas al entorno?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

Puestavida

Hoy sólo me apetecía hacer esa breve reflexión: la vida está para vivirla. Para maravillarnos cada día de estar aquí y disfrutar de cada momento.

Para aprender a vivir el ahora intensamente y planificar lo justo y necesario, siempre que eso no nos haga  olvidarnos del presente.

Para disfrutar de lo que hacemos, que no depende esencialmente de la tarea, sinó de nosotros mismos y nuestra actitud hacia ella.

Para aceptar que no todo es bueno, que hay momentos malos que simplemente hemos de aceptar: aceptar el dolor, que no el sufrimiento (que sólo depende de cómo interpretemos el dolor y de cuánto nos resistamos a él).

Para no intentar entenderlo todo, sólo vivirlo que ya es bastante.

Para intentar ser más libres y  más conscientes.

Para vivir más desde nuestro centro, desde nuestra esencia, aceptándonos de manera incondicional.

Para captar cada día más el espíritu de un haiku:

Haiku es lo que está sucediendo en este lugar y en este momento. Basho.

Si conseguimos eso, todo lo demás es adicional, un extra bonus, que bien si está, pero igual de bien si no está.

¿Dónde vives tú? ¿Y tu cabeza dónde está, en el pasado, en el futuro o en el ahora?


Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

Así de claro y directo empiezo hoy. Te toca fracasar. Si es que quieres triunfar, claro! Si  sólo quieres “ir tirando”, “pasar sin hacer ruido”, puedes intentar  no equivocarte nunca. Dice Samuel Beckett “Da igual. Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor”.

En nuestra cultura “latina” no tenemos muy bien visto el fracaso, nos parece signo de “débiles”. En las culturas anglosajonas es al revés. Un Currículum de alguien sin ningún fracaso, significa estar delante de alguien que nunca se ha arriesgado. Si estás buscando un perfil como ese, pues fantástico. Pero si estás buscando a alguien creativo, descartas inmediatamente ese candidato.

Me gustaría citar como ejemplo a Esteve Polls, director teatral, que ha pasado 65 años en escena que aparece hoy en La Contra. Ha tenido que luchar, ha subido a los más alto, ha perdido y ha tenido que volver a empezar. Cito sus palabras:

¿Qué cualidad humana le ha sido útil?

La constancia. Para seguir, tienes que derribar esa pared. Y pueden pasar dos cosas: o abres la pared o te rompes la cabeza.

Vaya, qué bruto.

La constancia hace que la pared acabe por derrumbarse; lo que no se puede es volver atrás, pero también sé que el éxito bebe del fracaso.

Ya hablé de la constancia en este otro post, el de 10.000 horas de práctica. Se que es un tema que no gusta mucho. Conozco muchas personas que dicen que quieren conseguir algo, pero no quieren hacer el esfuerzo que supone. Y yo me digo: !JA¡. Las cosas no salen solas, no aparecen por generación espontánea. Necesitan tiempo, ganas y dedicación. Y si pones todo eso, funcionan o fracasan. Y cuando fracasan sólo hay que levantarse y volver a empezar. Muchas veces gana, no el más bueno, sino el que más resiste.

Quizás este fragmento, os sirva para recodar el título del post, cuando ante un fracaso, os entren ganas de abandonar.

¿Crees que necesitas ser constante para conseguir tus metas? ¿Abandonas al primer fracaso ?

Mertxe Pasamontes


Read Full Post »

Gaia-web

Últimamente los post vienen a mí, más que yo a ellos. Esto me ha sucedido hoy al leer de un lado la entrada de mi socio Ramón Sallés sobre los Clientes Invisibles y de otro lado la entrevista de la Contra realizada a Mario Kapilolo, bosquimano, reverendo y líder de la comunidad ! xung . Ambos casos coinciden en un punto esencial: como el mapa mental o visión del mundo de cada persona determina sus actos.

Un breve extracto de las palabras de Mario Kapilolo

Ahora, además de pastor de los ! xun, es un contador de historias.

-En la vida antigua, cuando estábamos cansados nos sentábamos debajo de los árboles y contábamos historias. Y por la noche, antes de dormir, los mayores les contaban historias a los niños. Y en los tiempos de guerra sólo pensábamos en contar historias.

Pobrecitos, así espantaban el miedo.

– … Y después de la guerra recopilamos todas las historias para que no se perdieran.

¿Han conseguido preservar su cultura?

-Hablamos nuestra lengua, pero hemos perdido parte de nuestra sabiduría porque los ancianos han muerto y se han llevado historias que nunca escuchamos.

[…]

¿Qué piensa de “la vida nueva”?

-Yo estoy contento, he podido conocer dos mundos. Pero los jóvenes quieren ir muy deprisa y no prestan atención al pasado. ¿Y qué es un bosquimano si ya no es un bosquimano?


Los bosquimanos tenían una forma de vida hasta que vinieron los colonizadores y les obligaron a cambiarla. No pudieron, por suerte, acabar del todo con su cultura que como bien explica el sr. Kapilolo se basa en gran parte en la tradición oral. Lo curioso del caso, como el del vendedor de rosas del que habla Ramón, es el hecho de que nuestro mapa del mundo nos configura la realidad hasta el punto de ser incapaces de ver “más allá de nuestro mapa.

El sr.Kapilolo ha tenido la gran capacidad de ver los dos mundos y tomar de cada uno lo que le ha interesado, pero la mayoría de la gente (él cita a los jóvenes como ejemplo) sólo son capaces de ver su propio mundo. Eso da como resultado que en gran parte de las interacciones, no estamos intentando entender al otro, sino “meterlo” en nuestro mundo como sea, aunque sea a la fuerza. Imaginaros el impacto que esto puede tener en las relaciones de pareja, de amistad, familiares o comerciales.

Y quizás, no se trate de “el tuyo o el mío” sino del “nuestro”.

¿Crees que tu mapa del mundo es flexible o tratas de convencer a otros de que el tuyo es mejor? ¿Estás seguro de que no lo haces?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

pasaeltimepo

Preciosa la entrevista de la Contra a Josep M. Esquirol, que se define a sí mismo como  filósofo del tiempo. Sólo esa descripción identitaria ya nos hace sentir que estamos ante alguien que se toma la vida a pequeños sorbos.

Algunas de sus frases (son todas buenísimas, pero prefiero escoger):

¿Qué propone, pues?

Otra actitud ante el tiempo. Entenderlo como oportunidad para hacer algo: acostarte, levantarte, ayudar, comer… El tiempo como invitación, como oportunidad (que viene de puerta). Estate atento para ver las puertas.

¿En eso consiste no perder el tiempo?

En hacer lo que la ocasión pida. “La regla principal de la educación, la más importante y más útil, no es ganar tiempo ¡sino perderlo!”, dijo Rousseau. En las escuelas deberíamos aprender a relajarnos, a sentir el discurrir del tiempo. O sea, darlo: dar tiempo.

[…]

¿Es el bien mayor, pues?

El más precioso. Dijo Wittgenstein: “El saludo entre filósofos debería ser: ¡date tiempo!”. El tiempo es condición para pensar.


Pero, ¿qué hacer cuando uno se siente dominado por la tiranía del no tengo tiempo? ¿qué hacer para que esto no te estrese? Algunas ideas para empezar:

-Haz una lista de las actividades que realizas a diario, incluso mejor si lo haces en forma de horario. Guárdala.

– Coge ahora y haz una lista de tus prioridades: ¿qué es lo que realmente te interesa?

– Rescata la primera lista y compara ambas: ¿son congruentes? ¿lo que llena tú tiempo es lo que realmente te interesa?

– Identifica los ladrones de tiempo (llamadas imprevistas, tareas que no sabes delegar, tareas repetitivas, cosas que hay que hacer dos veces por no hacerlas bien desde el principio, mala planificación, etc)

Y sobre todo, slow down. ¿Para qué prisa?

¿Crees que no tienes tiempo? ¿Piensas que podrías organizarte mejor? ¿Priorizas lo que de verdad te gusta o haces lo que debes?

Mertxe Pasamontes


Read Full Post »

Older Posts »