Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Cleuza Ramos’

playa32

Hace ya un tiempo escribí una entrada con este nombre que recibió algunas críticas que me acusaban de inocente, de no enterarme de cómo funcionan las cosas, etc. Pero mientras haya personas como Cleuza Ramos, fundadora de la Asociación Trabajadores sin Tierra de São Paulo a la que entrevistan hoy en La Contra, yo seguiré hablando de ese otro mundo.

Hablamos de una persona que nació en el campo y a los diez años cuando sus padres emigraron a Sao paulo, trabajaba ya como empleada doméstica. Con 16 años ya estaba casada, con un marido que pretendía imponerle  su voluntad. En fin, que no podemos decir que lo tuviera fácil precisamente. Pero ha conseguido grandes logros sociales, logro que la mayoría no nos atrevemos ni a soñar : tierras en las que viven 17.500 familias, 10.000 jóvenes formados y 60.000 estudiando, todos procedentes de las favelas, etc…

Os pongo algunas de sus palabras:

¿No son los adolescentes de las favelas en su mayoría traficantes y criminales?

Sí, pero cuando la gente ve una posibilidad mejor, cambian, dicen: «Yo no voy a robar más porque quiero ir a la universidad»; «Yo no quiero hacer más de prostituta, quiero ser enfermera». Cuando un joven tiene un sueño (ser periodista, médico, ingeniero), surge la esperanza. De lo que más hablamos en nuestro movimiento es de esperanza.

¿Y funciona?

Una mujer que es padre y madre, que tiene que sacar adelante a una familia, necesita esperanza.

Esperanza y algo de dinero.

La esperanza es más importante que el dinero. El Gobierno de Brasil reparte mucho dinero entre los pobres, pero darle dinero a una persona es dejarla sin esperanza. Necesitamos ser protagonistas de nuestra propia vida. Mi marido no quería que yo fuera protagonista, quería ser dueño de mi vida.

Usted se volvió a casar.

Sí, pero mi marido es miembro de la asociación, donde yo piso él también pisa.

¿Qué es lo más importante?

Hacer de tu vida servicio. Si yo no hago de mi vida servicio, mi vida no sirve para nada. Servir es servir a otro, hacer algo por lo demás. Si yo no consigo amar a otro, no consigo amarme a mí misma. Si mirando a una mujer sola y pobre con tres hijos no me conmuevo, ¿qué soy yo?

Si a esto no lo llamamos conseguir un sueño, no se a que vamos a llamarlo entonces. Sólo tenía su esperanza, su tenacidad  y su deseo para conseguirlo y ahí están los resultados. Puede que algunos sigan llamándome ilusa, pero yo seguiré creyendo que el poder de transformar el mundo, el poder de cambiar las situaciones que nos depara la vida por muy duras que sean, reside en una gran parte en nosotros mismos.

Por tanto, tengo que volverte a preguntar: ¿crees que otro mundo es posible? ¿cuál es tu aportación para que así sea?

Mertxe Pasamontes


Read Full Post »