Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Atrapando sueños’

Este será el tercer año que realizo una reflexión un poco antes de la Navidad. El año pasado ya se presentaban una navidades menos abundantes en el plano material, ya que la crisis económica empezaba a asomar. Pero creo que realmente este año ese aspecto está en su punto máximo y serán una de la navidades “menos abundantes” de las que muchos habremos vivido (dependerá de la edad, país, cuestiones personales…).

Por eso, insistiré en algunas cosas que ya dije el año pasado, como que quizás es el momento de SER más  y TENER menos. De vivir más en el aquí y ahora y disfrutar de cada instante, por el mero hecho de estar vivos (que no es poco…).

Aconsejo de nuevo usar los “símbolos navideños” para hacer un anclaje interno, para conectar con nuestra verdadera esencia, para practicar un poco la maravillosa experiencia de vivir en nuestro centro…

NO sabemos hacia donde llevará este cambio de ciclo, pero todo apunta a que el crecimiento indiscriminado es insostenible, a que deberemos ir hacia un posmaterialismo. Eso no quiere decir que tengamos que renunciar a todo lo material, pero sí que tendremos que buscar un equilibrio sostenible.

Y esta época, tradicionalmente asociada al consumo y el exceso, puede ser un buen momento para empezar ese cambio. Para mirar hacia adentro y descubrir esos valores que todos tenemos, esas cosas que no se compran con dinero. Para determinar qué necesitamos realmente y qué no. Para ser un poco más solidarios. Para encontrar el placer en actividades sencillas, que tal vez hemos olvidado. Para sonreír más y quejarnos menos. Para dejar nuestra mente fluir más. Para no aferrarnos a lo superfluo. Para abrazar a las personas que queremos, e incluso a aquellas que no queremos (de momento…).

Para….

Son tantas las opciones, tantas las oportunidades para sentirse bien que no creo que merezca mucho la pena empeñarse en poner la atención sólo en lo que no tenemos.

Esta vez no voy a poner una pregunta. Haré tan sólo una sugerencia: que entre todos, generemos muchas ideas para disfrutar de estas navidades sin necesidad de gastar mucho. Espero vuestras ideas! Pueden ser el mejor regalo para muchas personas.

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

Mi colaboración de los lunes en Clicmetrics.

Cuando decidimos emprender un negocio o incluso cuando nos “alejamos del camino marcado” es frecuente que encontremos voces que tratan de disuadirnos, que creen que haríamos mejor en hacer-lo-que-hace-todo-el-mundo. Mira este vídeo:

Nunca dejes que nadie te diga … seguir leyendo

Read Full Post »

Muy interesante la entrevista que le hacen a Dan Coyle, periodista y escritor que ha recorrido el mundo en busca del talento, en el que nos cuenta aspectos del funcionamiento de nuestro cerebro que nos puede llevar a entender mejor cómo funcionamos y cómo podemos “mejorar”.

¿La excelencia es un hábito?

Eso dijo Aristóteles: “Somos lo que hacemos repetidamente”. La excelencia es un hábito que podemos cultivar a través de una serie de mecanismos y circuitos neuronales.

Ha creado usted el club de fans de la mielina.

Esa sustancia que rodea el núcleo de las neuronas es como la banda ancha de nuestro cerebro, pero en este caso no hay ningún técnico que nos la instale; para establecerla y que nuestro cerebro funcione a mayor velocidad, fuerza y precisión, necesitamos práctica y repetición.

[…]

¿Hay que volver a los oficios para superar el fracaso escolar?

La práctica intensa realizada con energía, pasión y compromiso; con motivación, junto con la admiración por los maestros y la integración de los errores como parte del aprendizaje, son las claves que he visto repetirse a lo largo de mi investigación en los variopintos semilleros de talentos.

No es la primera vez que hablamos de esto: la práctica es lo que nos conduce a la excelencia y a lo que muchas veces llamamos genialidad. Como explica Coyle, cuando repetimos algo un suficiente número de veces, nuestro cerebro crea un circuito que nos permite ejecutarlo con mayor rapidez, habilidad e incluso facilidad. Si un niño practica el violín cada día, en un período de tiempo será capaz de ejecutar piezas muy difíciles con una “impresión de facilidad” pasmosa para el espectador. Ha creado circuitos cerebrales que lo posibilitan, incluso se ha modificado su “estructura cerebral” con la práctica. La mielina o sustancia blanca, es como “el conductor” que recubre esos circuitos y facilita la transmisión neuronal.

Lo mismo nos sucede a nosotros cuando realizamos cualquier tarea de manera repetida. En el polo positivo, estaría lo que Coyle explica en relación al talento. Pero en el polo negativo estaría la “mielinización” de los circuitos. Es decir, aquellos circuitos que más usamos se vuelven más sólidos, pero también más “rígidos”. Por eso en PNL hablamos mucho de ampliar el mapa mental, de dejar entrar en nuestros circuitos, cosas nuevas. Cuando aprendes algo nuevo, cuando lees sobre un tema que desconoces, cuando practicas una actividad física por primera vez , un deporte nuevo, resuelves un problema, o haces cualquier cosa que sea nueva para ti, generalmente necesitas activar nuevos circuitos. Y eso contribuye a mantener la plasticidad del cerebro. Un circuito mielinizado te da mucha habilidad e incluso talento en una área concreta, pero un cerebro “mielinizado” por la rutina y la repetición, simplemente es rígido. Y hay muchas ocasiones en que necesitarás un cerebro “flexible”!!O puedes acabar teniendo una vida que sea como Atrapado en el tiempo: el día de la marmota!!

¿Reconoces en ti mismo circuitos cerebrales estables (ej. conducir, montar en bicicleta, etc..)? ¿Haces algo para mantener la flexibilidad cerebral?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

amarras1Leo esta frase Eso es la magia: crear ilusiones de Mag Lari, mago e  ilusionista y me hace pensar: Sí, todos necesitamos un poco de magia en nuestra vida! Y más ahora!

Y con esto doy alguna pista a cómo hacer algo realmente extraordinario, que era lo que comentaba en el post anterior. Seguro que hay muchas cosas necesarias para hacer algo extraordinario, pero un ingrediente básico, que no puede fallar es la ilusión. Y no hablo del sentido de la magia “de algo que en realidad no existe” sino precisamente de la “ilusión de que es posible”. Cuando vemos un truco de magia, todos sabemos que en realidad eso que estamos viendo no es posible, pero lo vemos como si fuera posible.

Mi planteamiento es pues este: ¿que pasaría si pensaras que tus proyectos son posibles? ¿cómo actuarías si no tuvieras miedo al fracaso? Y cuidado, no estoy hablando de ser un soñador e ir por el mundo flotando a un palmo del suelo, sino de darse permiso de ilusionarse con algo y creer que es posible. De atreverse a pensar en ello e imaginarlo. De ser osado para dar el primer paso. De tener el valor de, como dice el proverbio chino, alejarse de la orilla y perder de vista el horizonte, para conquistar otras tierras desconocidas…

No es posible hacer un cambio aferrándote a todas tus antiguas creencias, a todas tus seguridades. Está bien que conserves creencias y también está bien que mantengas seguridades, pero algunas tendrás que soltarlas si quieres avanzar. Y la ilusión, junto con la motivación, son los motores que te empujan a atreverte, a seguir e incluso a persistir en momentos difíciles.

Y después de soñar, si seguimos el Modelo creativo de Disney, ya vendrán las fases del Realista y el Crítico (eso solemos hacerlo muy bien!!):

El soñador (el ilusionado!!) contribuye a generar alternativas y posibilidades.

El realista contribuye a definir las acciones.

El evaluador/crítico contribuye a evaluar los beneficios y los inconvenientes.

Todas las fases son igual de necesarias e importantes, tanto en un proceso creativo personal como en uno de equipo y hay que recorrerlas varias veces para tener un buen resultado (creativo y probable). Pero hoy quiero animarte a dar el  primer paso, a que pongas un poco de magia en tu vida!

 

¿Crees que hay magia en tus acciones? ¿Estás ilusionado por tus proyectos? Si respondes que no: ¿Qué crees que necesitarías para poderte ilusionar?

Mertxe Pasamontes

PD. Créditos foto fotocromarte.blogspot.com

Read Full Post »

Hoy he leído una entrevista muy poética, de Jason Webster, un inglés que se vino a vivir a  una masía del Penyagolosa que vive la vida de un modo tradicional, lentamente, incluso diría que con espíritu zen. Ha escrito un libro, La montaña sagrada hablando de su experiencia. Y comenta que le encantan los cuentos. Lo dice así:

Esos cuentos emergen de la tierra misma, ¡habla la tierra a través de los relatos! Bien lo intuye la lengua árabe: los vocablos relato y regar tienen una misma raíz. Un relato riega porque cultiva comunidad.

No se porqué motivo, eso me ha hecho recordar un cuento que publiqué hace más de un año es este Blog y que me ha apetecido rescatar para vosotros. Seguramente ya lo conocéis, pero como dice Webster, cada relato riega y en cada lectura se encuentra un visión diferente.

Estrella+de+marEL RECOLECTOR DE ESTRELLAS

Cierto día, caminando por la playa reparé en un hombre que se agachaba a cada momento, recogía algo de la arena y lo lanzaba al mar. Hacía lo mismo una y otra vez.

Tan pronto como me aproximé me di cuenta de que lo que el hombre levantaba eran estrellas de mar que las olas depositaban en la arena y una a una las arrojaba de nuevo al mar.

Intrigado, lo interrogué sobre lo que estaba haciendo, a lo que me respondió:
Estoy lanzando estas estrellas marinas nuevamente al océano. Como ves, la marea es baja y estas estrellas han quedado en la orilla si no las arrojo al mar morirán aquí por falta de oxígeno.

Entiendo, le dije, pero debe haber miles de estrellas de mar sobre la playa, no puedes lanzarlas a todas. Son demasiadas. Y quizás no te des cuenta de que esto sucede probablemente en cientos de playas a lo largo de la costa. ¿No estás haciendo algo que no tiene sentido?

El hombre sonrió, se inclinó y tomó una estrella marina y mientras la lanzaba de vuelta al mar me respondió:

¡Para ésta si lo tuvo!

¿Lanzas tú alguna estrella de vuelta al mar? ¿O sólo haces grandes cosas que tienen mucho sentido? Y para esa persona cercana, ¿crees que tendría sentido?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

Después de las jornadas de Stic.cat del mes de abril dediqué una entrada a hablar de cómo muchas veces somos nosotros nuestros  mayores boicoteadores. No obstante, creo que es un tema en que hay que insistir ya que sigo viendo a diario como muchos proyectos fracasan no porqué sean malos o estén mal diseñados, sino porque las personas implicadas desfallecen antes de tiempo.

Una de las trampas en las que se puede caer más fácilmente es en un diálogo interno negativo. Puede sonar a tópico el tema del pensamiento negativo, pero no estoy hablando de eso tan obvio tipo: A ver si nos va a salir mal el proyecto, sino de creencias internas limitadoras mucho más sutiles, pero infinitamente más peligrosas. Son como virus mentales, que infectan todo nuestro pensamiento de una manera solapada, la mayoría de las veces sin que seamos conscientes de ello. Por citar algún ejemplo, son creencias del tipo: soy poco constante, no suelo tener suerte, las cosas les salen bien a los demás, no soy lo suficientemente bueno, “las oportunidades son para los elegidos”, etc..

Esas creencias generan un diálogo interno negativo pero que ya no nos parece tal porqué nos hemos acostumbrado a él!!!!Cuando una persona abandona un proyecto con  frases del tipo: Nos estamos quedando sin dinero, esto no puede funcionar…..es muy posible que haya un “no me siento capaz” detrás.

Por ello, hay que entrenar nuestra mente para desactivar esos “virus mentales” (que son mucho más peligrosos  que la Gripe A) y activar aquellas creencias (que también las tenemos) que nos ayudan a conseguir nuestros objetivos.

Un pequeño vídeo que ilustra esa “lucha interior”

Y como dijo Gandhi:  La fuerza no procede de las capacidades físicas. Procede de una voluntad invencible.

¿Crees que tienes los recursos personales que necesitas para afrontar tu proyecto?

En breve una novedad en cuanto a este tema….

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

Desde que he leído esta mañana la entrevista a  Fernando Broncano, especialista en las relaciones entre ciencia, técnica y cultura, vengo dándole vueltas a sus palabras, con frases como esta:

El primer paso, el más difícil, es empezar a pensar que las cosas podrían ser distintas. Pensar el mundo bajo condiciones de creatividad y no de sometimiento a una vía única.

Y leyendo feeds me encuentro esta tarde en el Blog de Curiosidad Social de J. C. Rubio el siguiente vídeo que él utiliza para explicar el Síndrome de Déficit de atención. Pero creo, que el vídeo da para eso (buena clasificación) y para mucho más. No voy a insistir demasiado en el tema del pensamiento único que ya se habló y discutió ampliamente en ese otro hilo, pero sigo pensando que hay “peligros” que sólo con espíritu crítico, educación (en un sentido amplio) y atrevimiento a “abrir nuestros mapas” se pueden conjurar. Uno de ellos es la excesiva “patologización” de todo aquello que nos resulta discordante.

Os dejo con el vídeo.


Ex-E.T.The funniest movie is here. Find it

Read Full Post »

Older Posts »