Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Aqui y ahora’

Este será el tercer año que realizo una reflexión un poco antes de la Navidad. El año pasado ya se presentaban una navidades menos abundantes en el plano material, ya que la crisis económica empezaba a asomar. Pero creo que realmente este año ese aspecto está en su punto máximo y serán una de la navidades “menos abundantes” de las que muchos habremos vivido (dependerá de la edad, país, cuestiones personales…).

Por eso, insistiré en algunas cosas que ya dije el año pasado, como que quizás es el momento de SER más  y TENER menos. De vivir más en el aquí y ahora y disfrutar de cada instante, por el mero hecho de estar vivos (que no es poco…).

Aconsejo de nuevo usar los “símbolos navideños” para hacer un anclaje interno, para conectar con nuestra verdadera esencia, para practicar un poco la maravillosa experiencia de vivir en nuestro centro…

NO sabemos hacia donde llevará este cambio de ciclo, pero todo apunta a que el crecimiento indiscriminado es insostenible, a que deberemos ir hacia un posmaterialismo. Eso no quiere decir que tengamos que renunciar a todo lo material, pero sí que tendremos que buscar un equilibrio sostenible.

Y esta época, tradicionalmente asociada al consumo y el exceso, puede ser un buen momento para empezar ese cambio. Para mirar hacia adentro y descubrir esos valores que todos tenemos, esas cosas que no se compran con dinero. Para determinar qué necesitamos realmente y qué no. Para ser un poco más solidarios. Para encontrar el placer en actividades sencillas, que tal vez hemos olvidado. Para sonreír más y quejarnos menos. Para dejar nuestra mente fluir más. Para no aferrarnos a lo superfluo. Para abrazar a las personas que queremos, e incluso a aquellas que no queremos (de momento…).

Para….

Son tantas las opciones, tantas las oportunidades para sentirse bien que no creo que merezca mucho la pena empeñarse en poner la atención sólo en lo que no tenemos.

Esta vez no voy a poner una pregunta. Haré tan sólo una sugerencia: que entre todos, generemos muchas ideas para disfrutar de estas navidades sin necesidad de gastar mucho. Espero vuestras ideas! Pueden ser el mejor regalo para muchas personas.

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

Siguiendo la serie sobre Educación que inicié y continuando a su vez con el tema de los valores, hoy me gustaría hablar de la Educación por valores. Ya advierto que no será una entrada exenta de polémica, ya que lo que voy a exponer se sale de todo aquello que nos han enseñado y que vemos como “normal”.

Priemro un pequeño cuento de la tradición zen:

En un día otoñal el  maestro del monasterio reunió a los monjes y les comunicó que al día siguiente iban a recibir la visita de un Gran Maestro qzenjarddinue estaba de peregrinación y les hacía el enorme honor de visitar su monasterio. Para honrar su presencia los monjes debían limpiar de hojas el jardín para que estuviera perfecto para la visita del Gran Maestro.

Ilusionados los discípulos con la visita, se pusieron manos a la obra y fueron recogiendo las numerosas hojas que había en el suelo, una por una y depositándolas en unos grandes sacos. Cuando acabaron su tarea estaban muy satisfechos y llamaron al Maestro para mostrarle el resultado y preguntar dónde debían tirar las hojas recogidas.

El maestro se acerco, observó el jardín con aire satisfecho pues en él no quedaba ni una sola hoja y entonces cogió los sacos y los volcó de nuevo en el jardín. Los monjes no pudieron reprimir un sonido de asombro y uno de ellos se atrevió a preguntar:

– Maestro, ¿por qué nos has hecho recoger las hojas para volverlas a tirar?

– El jardín está bien como está, con sus hojas. Pero vosotros debéis aprender que el énfasis hay que hacerlo recaer en el esfuerzo, no en el resultado. Los resultados de nuestros esfuerzos van y vienen. Pero el esfuerzo y la satisfacción por la tarea realizada, cuando se hace con placer, permanece.

Esta historia puede pareceros muy zen y por tanto alejada de nuestra cultura accidental. Por eso os invito a que leáis ahora las palabras de Ken Blanchard (del que no creo que se pueda pensar que es un autor zen) , uno de los mayores expertos en ´management´, que es entrevistado en La Contra:

Porque nuestro sistema – desde preescolar hasta la jubilación-nos está educando para que confundamos nuestra autoestima con nuestros resultados. Y forma acumuladores compulsivos obsesionados con lograr resultados cuantificables: sueldo, cargo, méritos, carrera, bienes, coches, pisos… Esos números les dan la medida de su autoestima: creen que sólo son queridos en la medida en que consiguen esas cantidades de poder y dinero.

[…]

Si amo a mi hijo, separaré claramente mi amor por él de sus resultados escolares. Mi amor es incondicional: amamos a las personas porque son únicas y son ellas y después está lo que tienen, saben o pueden hacer.

Así usted incentiva la mediocridad.

Si sólo amo al hijo en la medida en que trae buenas notas o mete goles, le haré esclavo de los resultados: siempre necesitará más dinero, más poder y más triunfos para estar satisfecho consigo mismo. Cada día saldrá a la calle en busca de su mayor dosis de resultados. Y si no los logra por las buenas, es posible que lo intente por las malas.

[…]

Si no hay nota, ¿para qué esforzarse?

Se esforzará si sabe que es un ser humano al que se le ama porque es él y con esa confianza podrá ser generoso y devolver ese amor a los demás sin exprimirlos para obtener más resultados con que conquistar su admiración, que él confunde con ese cariño que se le escapa… Esa es la diferencia entre el líder que sirve y el líder que se sirve de los demás.

Es un ejemplo más de educar por valores, de dar más importancia al SER que al Hacer. Claro que es importante lo que hagamos, pero siempre y cuando se respete lo que somos. Está claro que la obsesión por los resultados (sobre todo a corto plazo) nos ha llevado a la situación de crisis económica que vivimos ahora. Y es del todo iluso creer que las mismas actitudes y valores que nos han llevado a dónde estamos, nos van a sacar de aquí. Por tanto, aunque no podamos saber cómo de efectivos van a ser esos nuevos valores, vale la pena intentarlo. Pues peor de lo que estamos, difícilmente estaremos si hacemos de este mundo occidental un lugar más humano.

¿Cuánto apego tienes al resultado? ¿Crees que eso te favorece?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

arcoiris

Uno de los tópicos de estas fechas es el manido síndrome postvacional. No es un síndrome aceptado dentro de la psicopatología, pero sí a nivel clínico, aunque sea como una manera de clasificar fácilmente una serie de síntomas que presentan algunas personas a su vuelta al trabajo tras las vacaciones. Estos síntomas podrían clasificarse como un estado depresivo leve y transitorio, con cansancio, apatía, desmotivación, insomnio, etc… Síntomas que remiten por si solos y que en la mayoría de casos no requieren ningún tratamiento específico.

Sin entrar a discutir en la validez o no del síndrome o si es una manera más de patologizar las reacciones normales de las personas, lo que está claro es que muchas personas experimentan diversos grados de desazón con la vuelta al trabajo. Y este año, con la complicada situación económica y laboral, se prevé aún más complicado que otros.

Antes de continuar, os dejo con unas reflexiones de Luis Miñarro, productor y director de cine, cofundador de los cineclubs Arts y Mirador, en la entrevista que le hacen en la Contra :

Creo que toda acción queda impresa en el aire que respiramos, que las guerras y la violencia nos llega a todos, porque somos conductores de todo, somos agua.

Básicamente, cierto.

Todo queda, lo bueno y lo malo. Cuanto más sufrimiento, aunque sea en aquel país lejano, más difícil será librarnos de las cargas porque somos un colectivo. Lo importante al final es que lo que hagas esté hecho con pasión.

Igual el problema es “tener que ganarse la vida”.

Lo importante es ser, y tener conciencia del valor de la vida que es lo único que tenemos y que podríamos estar gozando al máximo; todo lo demás, incluidas mis películas, es superfluo.

Las palabras de Miñarro, dan algunas claves para “una vuelta feliz”:

– Hacer algo que te guste, en lo que pongas pasión. Se que muchos me dirán, si claro, pero tengo que vivir aunque mi trabajo me desagrade. Bien, entonces tienes dos opciones: cambiar lo que haces que no te gusta o rebajar tus expectativas de disfrutar con tu trabajo. Tú decides.

– Rebajar tus “necesidades”. ¿Cuánto de lo que tienes te es realmente imprescindible? ¿Cuánto esfuerzo te cuesta “pagarlo?

– Cultivar tu “mundo interior”. Hay muchísimas maneras de hacerlo (meditar, leer, estudiar, dar rienda suelta  a tu creatividad….), elige la que más se adecue a tu personalidad y gustos.

– Fomentar tus relaciones sociales. Cada vez está más demostrado, que las personas que tiene mejores relaciones sociales, son más felices (e incluso viven más años).

– Disfrutar del aquí y ahora. No es necesario esperar a pasarlo pasar bien en vacaciones.

Y lo mejor es que prácticamente todo está en tu mano, depende de ti. ¿Sufres el síndrome postvacacional? ¿Qué estás dispuesto a hacer para evitarlo?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

Ayer me preguntaban cómo se puede disfrutar del presente y a la vez no perder la felicidad futura. Lo primero que me vino a la mente es el proverbio ruso: Mirando al cielo, pero remando hacia la orilla. La verdad, es que muchas entradas del Blog comentan estos aspectos y citan puntos de vista de diferentes autores. Después de darle unas cuantas vueltas al tema, he preferido en lugar de dar sólo una explicación, poner una metáfora, del cantautor Silvio Rodriguez.

(click para escuchar)  Fabula-de-los-tres-hermanos-silvio-rodriguez

Fábula de los tres hermanos

De tres hermanos el más grande se fue

Por la vereda a descubrir y a fundar

Y para nunca equivocarse o errar

Iba despierto y bien atento a cuanto iba a pisar

De tanto en esta posición caminar

Ya nunca el cuello se le enderezó

Y anduvo esclavo ya de la precaución

Y se hizo viejo, queriendo ir lejos, con su corta visión

Ojo que no mira más allá no ayuda el pie

Óyeme esto y dime, dime lo que piensas tú

De tres hermanos el de en medio se fue

Por la vereda a descubrir y a fundar

Y para nunca equivocarse o errar

Iba despierto y bien atento al horizonte igual

Pero este chico listo no podía ver

La piedra, el hoyo que vencía a su pie

Y revolcado siempre se la pasó

Y se hizo viejo, queriendo ir lejos, a donde no llegó

Ojo que no mira más acá tampoco fue

Óyeme esto y dime, dime lo que piensas tú

De tres hermanos el pequeño partió

Por la vereda a descubrir y a fundar

Y para nunca equivocarse o errar

Una pupila llevaba arriba y la otra en el andar

Y caminó, vereda adentro, el que más

Ojo en camino y ojo en lo por venir

Y cuando vino el tiempo de resumir

Ya su mirada estaba extraviada entre el estar y el ir

Ojo puesto en todo ya ni sabe lo que ve

Óyeme esto y dime, dime lo que piensas tú

Como en todo, hay que buscar un punto de equilibrio entre el disfrute del momento presente y la planificación del futuro. Ambas cosas son importantes y necesitan tu atención: disfrutar el presente ya que es el momento en que vivimos y pensar y hacer cosas por nuestro futuro, ya que es el lugar a dónde nos dirigimos. Y que bueno es saber que no hay contradicción, que podemos vivir ambas cosas a la vez.

¿Cuándo y cómo hacer cada cosa? Disfrutando al máximo del presente y planificando cosas para el futuro que también nos ilusionen, que también queramos hacer. Si lo que hago de cara a mi futuro, me interesa, no supondrá un peso en el presente.

Y para eso, hay que estar en conexión con uno mismo, con nuestro centro.

¿Cómo caminas tu por la vereda?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

El año pasado colgué este vídeo en el mes de agosto y como era de esperar, este año sigue teniendo vigencia (y creo que la crisis aún ha acentuado más esta visión). Primero el vídeo.

Ya comentaba entonces, la importancia de vivir el momento presente, de disfrutar de cada instante, de no dejarse “lo bueno” para más adelante. En este año que ha pasado, he ido profundizando también en el tema de la Marca Personal. La marca personal parte de la idea de ser dueños de nuestra propia vida también en lo laboral. De ser capaces de dejar “huella”. Y ser valorados por aquello que aportamos, como personas completas. Puede ser que tú digas, bien, pero yo no puedo ser una Marca personal. Mi salario depende de otros. Si respondes así, hazte un favor y vuelve a ver el vídeo.

Tal vez pienses, si vale, pero ¿cómo lo hago? Yo intento en este Blog aportarte algunas ideas. Con las publicaciones que realizo aporto otras. Y también en las Charlas y Seminarios y en mi trabajo individual. Existen también, muchos otros libros, Blogs, cursos y profesionales que te pueden ayudar. Lo importante es querer dar el paso, querer darse la oportunidad de tener más calidad de vida.

Tú eres el protagonista de tu propia vida y además el director de la misma. Recuérdalo.

¿Vives cada momento o esperas los 15 días en agosto?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

Cascada-Seljalandsfoss-web

Creo que es imprescindible ver el último programa de Redes de Eduard Punset en que entrevista al psicólogo Gary Marcus y este explica su decálogo para ser “más felices”. Pongo más felices entre comillas ya que como encontrareis en el último consejo, la felicidad, en palabras del propio Punset, se encuentra en la antesala de la felicidad. Osea, la felicidad está en cada momento que vivimos, en todo el camino que nos conduce (o no) a nuestras metas.  Cuando te vas de vacaciones a un país desconocido, por tu cuenta, la felicidad empieza en el mismo momento en que eliges el destino, empiezas a buscar información, te haces con una buena guía del lugar, vas descubriendo poco a poco aspectos del país que hasta entonces desconocías, preparas la ruta, etc. Luego realizas el viaje, has llegado a la meta. Y cuando vuelves, rememoras los momentos, miras las fotos,explicas anécdotas, etc… ¿Es por tanto sólo el momento del  viaje el que te da felicidad?

Os copio el decálogo:

1. Plantéate hipótesis alternativas

2. Reformula la pregunta

3. La correlación no implica causalidad

4. Anticípate a tu propia impulsividad

5. Haz planes para prevenir cualquier eventualidad

6. No tomes decisiones importantes cuando estés cansado

7. Toma distancia de las cosas

8. Intenta ser racional

9. Prioriza

10. La felicidad se encuentra en la sala de espera de la felicidad

En muchas de las entradas realizadas en este Blog he citado a personas entrevistadas en La Contra. Es una manera que yo utilizo para inspirarme, pero también es cierto, que la mayoría de esas personas destacan por tener un pensamiento poco convencional (punto 1), hacerse nuevas preguntas (punto 2), planificar de algún modo sus vidas (puntos 4 y 5), intentan guiarse por su razón (punto 8), saben cuales son las cosas importantes (punto 9) y creo que tiene muy claro el punto 10.

Ser racional no se refiere aquí a no estar en contacto con nuestra parte emocional, sino a ser capaces de recordar y aplicar los puntos de la lista y pensar antes de actuar.

Me parecen además unas preguntas geniales para realizar un proceso de coaching. Por tanto, sólo me queda decirte: ¿Cuáles de esos puntos crees que cumples? ¿Crees que tu vida mejoraría si cumplieras algunos más?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

Puestavida

Hoy sólo me apetecía hacer esa breve reflexión: la vida está para vivirla. Para maravillarnos cada día de estar aquí y disfrutar de cada momento.

Para aprender a vivir el ahora intensamente y planificar lo justo y necesario, siempre que eso no nos haga  olvidarnos del presente.

Para disfrutar de lo que hacemos, que no depende esencialmente de la tarea, sinó de nosotros mismos y nuestra actitud hacia ella.

Para aceptar que no todo es bueno, que hay momentos malos que simplemente hemos de aceptar: aceptar el dolor, que no el sufrimiento (que sólo depende de cómo interpretemos el dolor y de cuánto nos resistamos a él).

Para no intentar entenderlo todo, sólo vivirlo que ya es bastante.

Para intentar ser más libres y  más conscientes.

Para vivir más desde nuestro centro, desde nuestra esencia, aceptándonos de manera incondicional.

Para captar cada día más el espíritu de un haiku:

Haiku es lo que está sucediendo en este lugar y en este momento. Basho.

Si conseguimos eso, todo lo demás es adicional, un extra bonus, que bien si está, pero igual de bien si no está.

¿Dónde vives tú? ¿Y tu cabeza dónde está, en el pasado, en el futuro o en el ahora?


Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

Older Posts »