Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Psicología’ Category

En PNL llamamos creencias a generalizaciones internas que hacemos sobre causas, significados y límites en relación al entorno, conductas específicas, capacidades o identidad. Lo primero que condicionan es nuestra comunicación interna, es decir, con nosotros mismo. Un ejemplo sería el autoengaño, que es lo que hacemos cuando queremos creer que algo obedece a una razón o causa “que nos conviene” y nos negamos a ver “la realidad”. Las creencias condicionan también nuestra relación con los demás. Este es un aspecto muy estudiado por la psicología social que ya comenté en otro post.

Lo que es seguro en cualquier caso en el tema de las creencias, es que hay algunas que son facilitadoras o potenciadoras (es decir, nos permiten o facilitan hacer algo) y otras limitadoras (nos autoimponemos un límite en alguna cosa).

Vamos a leer las explicaciones de Thomas Gilovich un experto en el estudio de las falsas creencias:

La falsa creencia es el atajo que tomamos para ahorrarnos esfuerzo mental y la tarea de suspender el juicio y aceptar que el mundo es más caótico de lo que queremos creer.

Por ejemplo…

Es falso que existan las rachas de suerte: ni en el deporte, ni en el juego ni en la bolsa. Y lo hemos estudiado estadísticas en mano hasta el punto de que la NBA se interesó por nuestros resultados. […]. Los jugadores no aciertan más en rachas: en cada ocasión aciertan o fallan igualmente independientemente de qué hubieran hecho antes.

[…]

¿Y si me creo un genio: llegaré a serlo?

Los Beatles – demuestra Madwell-o Bill Gates no fueron sino especialistas que invirtieron miles de horas más en lo suyo que los demás.

¿Por qué los consideramos genios?

Porque es más bonito hacer creer que gozas de un don innato y mágico para la música o la informática. Nadie explica la aburrida verdad de que metió miles de horas en ensayar mientras sus amigos veían la tele.

Y es en esta intersección entre creencia y realidad, en dónde la psicología positiva o de autoayuda debería encontrar su lugar. Cuando se dice, “pueden porque creen que pueden” no debe entenderse como muchas veces se pretende en algunos libros (ejemplo, el Secreto) que el mero hecho de creer que puedo hacer algo me lleva a conseguirlo. La creencia facilitadora es sólo la primera etapa. Si no tenemos esa creencia de que podemos conseguir algo, ni tan siquiera vamos a intentarlo. O nos vamos a rendir en el primer obstáculo. Por tanto, la creencia positiva sobre nuestras capacidades, habilidades y posibilidades de conseguir algo, es condición casi imprescindible. Lo malo es que muchos de estos libros de “buen rollito” se quedan ahí. Porque es más comercial y vende más ponerlo fácil. Y ahí empiezan errores y confusiones. Porque por fuerza hay que transitar hacia la segunda etapa, que pasa por el esfuerzo,la constancia y la perseverancia. No basta con creerlo, hay que pasar a la acción. Hay que poner ese deseo en hechos y tendrás que dedicarle horas a conseguir tu objetivo. Las cosas no suceden por arte de magia. Lo malo es que esta segunda idea, no es tan comercial, no vende tan bien. Poca gente quiere escuchar que para ser un pianista de talento, tienes que pasar horas y horas practicando. Y que tal vez, nunca llegues a ser el mejor del mundo. Pero así es la vida.

Por tanto, el problema no es si la creencia inicial y la actitud positiva funcionan, porque si lo hacen. Esa parte es genial!. Y es un primer paso imprescindible. El problema es pretender que con eso es suficiente.

¿Tienes creencias potenciadoras y motivadoras? ¿Y horas de práctica?

pd. ¿Como piensas que el protagonista del vídeo ha conseguido esquiar así?

Mertxe Pasamontes

Anuncios

Read Full Post »

valoryprecio

En la entrada anterior, cuyo hilo conductor era Aerin Alexander ya anticipaba el tema de los Valores y el Norte personal. De hecho hace un tiempo ya hablé de Valor o precio, esa disyuntiva en la que muchas veces andamos errados y confundimos el valor de algo con su precio.  Hoy he visto un artículo sobre el libro Buena Crisis de Jordi Pigem, que a la espera de poderlo leer, me ha dado la impresión de que también nos habla de un tema similar: los valores de la nueva sociedad. Podríamos definir los valores como las creencias personales que cada uno mantiene respecto a sí mismo y al mundo. Se trata de un sistema sobre lo que es bueno o malo, justo o injusto, verdadero o falso. Están directamente relacionados con el sistema personal de creencias.

Jordi Pigem nos dice cosas tan interesantes como que:

Lo único que realmente existe es la materia tangible, inerte y cuantificable, lo normal es llevar una existencia carente de sentido, cuyo principal indicador es la dolorosa experiencia de sentir un profundo vacío interior”. Y, con la finalidad de buscar un alivio temporal para llenarlo, “la sociedad recurre a la acumulación de dinero y posesiones, que terminan por convertirse en drogas que requieren cada vez dosis mayores”

Por eso aboga por “aprender a vivir en plenitud”, lo que implica, irremediablemente, “reconocer el valor de lo intangible, como la creatividad, la solidaridad, la sabiduría y la alegría de convivir y cooperar”. De ahí que “la sociedad del futuro será posmaterialista o no será”

Nos hemos movido durante mucho tiempo por valores tangibles, básicamente materiales,  cuando tal como decía Aerin Alexander, todo va de dentro a fuera. Si no tenemos plenitud interior, si no conectamos con nosotros mismos y con los demás, en relaciones auténticas, es imposible que ningún sustituto material nos llene. Podrá darnos una falsa sensación de felicidad momentánea, pero al poco tiempo estaremos en el mismo punto de partida. Primero hay que ser. Luego ya podremos hacer y tener.

Y para eso lo primero que tenemos que averiguar es cuáles son esos valores por los que nos movemos, que aunque no seamos conscientes de ellos están ahí y rigen la mayoría de nuestras conductas.   Conocer cuáles son y cómo están priorizados puede ayudarnos a tomar mejores decisiones, alineadas con eso que de verdad nos mueve. No voy a dar de momento métodos para descubrir cuáles son los valores personales, ya que sería alargarme demasiado para este espacio, pero creo importante que pienses en ello.

No voy a decirte tampoco qué valores tienes que tener, eso es algo personal de cada uno. Pero me gustaría dar una pista sobre la web 2.0 y los valores que están surgiendo alrededor de ella: compartir, conversar, ser auténtico, no engañar, conocimiento compartido, liderazgo distribuido…Tal vez te ayuden a pensar con cuales de ellos te identificas y con cuales no. Porque como dice Pigem, la sociedad del futuro será posmaterialista o no será. Y la web 2.0 empieza a ser el lugar en donde se están gestando esos nuevos valores.

¿Conoces tus valores? ¿Estás seguro que son esos? ¿Crees que el mundo necesita unos nuevos valores para sobrevivir?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

nortepersonal

Aerin Alexander, kinesióloga, nos explicaba hace pocos días en una entrevista que las cosas suceden “de dentro a afuera“:

¿Conciencia?

Conciencia a través del movimiento. La tranquilidad, el bienestar, va de dentro afuera y debemos cuestionarnos lo que va en dirección contraria. ¿Quién inventó que son necesarias ocho horas para dormir, ocho para trabajar y ocho de ocio?

La industrialización.

Hay que seguir el propio ritmo natural. Hay quien duerme seis horas con intensidad y funciona mucho mejor que el que duerme ocho con hipnóticos. A menudo, menos es más. Hacemos mucho y consumimos mucho, pero estamos carentes de ser. Para recuperarlo, debemos conectarnos con él.

Quizás en estas sencillas palabras están las claves de muchas de las cosas que nos suceden: en lugar de conectar con nosotros mismos y actuar según lo que sentimos, recibimos los estímulos de fuera y respondemos “como podemos”.  Y ese “como podemos” puede significar muchas cosas y tomar formas diversas, pero siempre hay un hecho que está presente: se responde desde fuera de nuestro centro, se re-accioana.

Cuando estamos en nuestro centro, estamos en conexión con nosotros mismos, con nuestra esencia, con nuestras emociones y ponemos el alma en todo lo que hacemos (¡Ojo! No tiene nada que ver con dejarse la piel!!!!). Estar en nuestro centro es actuar acorde a nuestro Norte Personal (ese compromiso con lo substancial del que ya hemos hablado), es tener claros cuáles son nuestros valores y actuar en consonancia con los mismos. Cuando el Norte personal está claro y nosotros actuamos alineados con nuestro valores, todo fluye. Y lo que perciben los demás es pura autenticidad. Podrán estar de acuerdo o no con lo que hacemos, pero saben que tiene delante a una persona “de una pieza” y pueden sentir el alma del otro. Ese es el lugar en donde se producen la verdadera conexión con los demás, el lugar en donde dos almas se encuentran y bailan unidas al son de la autenticidad.

Lo mismo sería aplicable a las empresas y marcas que suenan “con alma” o suenan “mecánicas y robotizadas”.

Por tanto sólo me cabe preguntar: ¿Tienes un Norte personal? ¿Y unos valores claros y definidos? ¿Actúas con alma o reaccionas al entorno?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

cielolimite

Me ha gustado la entrevista que le hicieron a Bruno S. Frey, dir. Institute for Empirical Research in Economics, Universidad de Zurich, ya que rompe algunos tópicos sobre la felicidad. Un aspecto que me gustaría destacar es:

Siempre queda el refugio de la oficina.

Sólo si en ella tu amo eres sólo tú. Los empleados puntúan más bajo cuanto menos poder de decisión tienen sobre sus propias vidas. Cuanto menor rango y menos capacidad de organizarse, menos felices.

Ser empresario da menos disgustos y si eres empresario sólo los das.

Incluso si eres un empresario pequeñito eres más feliz que un empleado. Un taxista, un tendero o un fontanero – mientras sea autónomo y se autoemplee-se declara más feliz que un trabajador por cuenta ajena, aunque trabaje más por menos dinero.

Últimamente se habla mucho de emprendedores y de autoempleo, incluso de que son los emprendedores los que nos sacarán de la crisis. Pero creo que a menudo es un discurso que cae en saco roto ya que los temores que tienen muchas personas para hacer algo “por su cuenta” siguen siendo mayores que las ventajas que “ser libre” ofrece. Yo misma he hablado en dos ocasiones de las dificultades y temores del emprendedor, de que el peor enemigo de un proyecto es uno mismo.

Por eso este estudio de  Bruno S. Frey nos puede ayudar a tener un punto más sobre el que asentarnos: ser libres, tener poder para decidir sobre tu propia vida, da más felicidad que ser mandados por otros.

Esta afirmación puesta en el marco de un país como España, en que la aspiración de gran parte de la juventud es ser funcionario (para tener algo seguro) da que pensar. Se está valorando la seguridad por encima de la libertad. Y eso es algo con no pocas consecuencias. No es que buscar la seguridad sea malo en sí mismo, todos lo hacemos en cierta manera. Pero el precio de más seguridad es siempre de  menos libertad. Y cualquiera que tenga un poco de la tan denostada memoria histórica (para este país o cualquier otro del ámbito europeo) puede dar fe de ello.

Por eso, quizás es más útil cambiar el término seguridad por el de confianza. La seguridad es algo externo, la confianza algo interno. Cuando buscas la seguridad estás poniendo el control fuera de ti mismo. Cuando tienes confianza, tienes la certeza de que aunque las cosas no salgan como tu quieres, aunque tu proyecto no vaya por donde habías pensado, tienes capacidades y recursos para salir adelante.Y la buena noticia es que la confianza interna se puede trabajar, aunque no nos venga de serie, aunque socialmente no se fomente. Tiene mucho que ver con la resiliencia. Y con el humor y la diversión, que merece una entrada aparte.

Por eso,yo apuesto por ganar en confianza. Cuando tienes confianza, “el cielo es el límite”.

¿Quién dirige tu vida? ¿Buscas seguridad o prefieres trabajar tu confianza?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

carcelEl  juego del Dilema del prisionero se enmarca dentro de  la teoría de juegos, que fue formulado originalmente por Luce Y Raiffa (1957) y ha sido objeto de múltiples investigaciones dentro del mundo de la psicología social.

En esencia podríamos decir que a los participantes se les presenta la siguiente situación:

La policía arresta a dos sospechosos que son llevados en custodios separados. el fiscal está seguro de que son culpables de un cierto crimen cometido, pero no cuenta con pruebas suficientes para establecer su culpabilidad en un proceso judicial. Tras haberlos separado, se les visita a cada uno y se les ofrece el mismo trato. Si uno confiesa y su cómplice no, el cómplice será condenado a la pena total, diez años, y el primero será liberado. Si uno calla y el cómplice confiesa, el primero recibirá esa pena y será el cómplice quien salga libre. Si ambos confiesan, ambos serán condenados a seis años. Si ambos lo niegan, todo lo que podrán hacer será encerrarlos durante seis meses por un cargo menor, ya que no cuentan con pruebas suficientes para condenarlos por el delito mayor. Si vemos las opciones en un cuadro quedarían de la siguiente manera:

Tú confiesas Tú lo niegas
Él confiesa Ambos son condenados a 6 años. Él sale libre; tú eres condenado a 10 años
Él lo niega Él es condenado a 10 años; tú sales libre Ambos son condenados a 6 meses.

Antes de continuar imagínate  que estás en esa situación y piensa cuál sería tu decisión. Seguramente se te plantearan dudas como por ejemplo si el otro detenido es  amigo tuyo, si no lo es, si le conoces bien, etc.  Si es así plantea cuál sería tu decisión en las diferentes situaciones.

En resumen, lo que se estudia con este juego es si los individuos eligen la cooperación o la competencia. ¿Qué has elegido tú?

Desde el punto de vista de los acusados la elección de no confesar es la cooperativa, en esta cada persona demuestra que confía en el otro y en el hecho de que no va intentar sacar partido de la situación declarando contra su cómplice, aunque sabe que si el otro lo hace será uno mismo el que pague las consecuencias. La opción de confesar es en realidad la competitiva y el que lo hace procura mejorar su circunstancia propia traicionando a su compañero, pero corre el riesgo de que el otro haga lo mismo y ambos reciban una sentencia dura (para seguir el razonamiento mirar el cuadro).

También se ha visto en otros estudios que la cooperación se ve facilitada si los jugadores pueden comunicarse entre sí, estableciendo de esta manera un lazo de confianza mutua y coordinando sus respectivas estrategias (Witcman 1972). Sería lo que en negociación se conoce como la estrategia de ganar- ganar, que es en realidad la estrategia cooperativa.

Si os habéis fijado en la fecha de los estudios que he citado os daréis cuenta de que no estoy hablando de nada novedoso, ni de nada que se haya descubierto en los últimos cinco años. Estoy hablando de teorías probadas experimentalmente algunas hace más de 30 años. Por eso no deja de sorprenderme lo poco que hemos evolucionado moralmente al leer en la Contra de hoy, la entrevista que le hacen Amin Maalouf, escrito,  en la que comenta cosas como ésta:

No es tanto la fórmula mágica como el modo de plantearlo que propone: mapa sobre la mesa ¡todo a la vez, todos a la vez y ya!

¿Sin hojas de ruta, condiciones, pasos previos, etapas…?

Ese ha sido el gran error hasta ahora: fijar condiciones previas, porque ¿Qué ofreces a quienes se benefician de la actual situación a cambio de que renuncien o modifiquen algo, por ejemplo los asentamientos? ¿Qué les das a cambio?

¿. ..?

Nada y nadie hace nada por nada. Por eso tiene que haber una solución de golpe que integre a todos en ella y pactada en conjunto; que ofrezca a todos toda la paz para siempre a cambio de concesiones ahora.

De alguna manera lo que propone el Maalouf  para el conflicto del Oriente Medio es una solución cooperativa, en la que todos los actores estén presentes y entiendan que para ganar, han de ganar todos y eso supone renunciar a su vez  todos ellos en alguna medida.

Dejando de lado situaciones tan complejas como esta, pensemos todos en ejemplos mucho más próximos, en cuantas situaciones estamos optando realmente por una estrategia cooperativa. Muchas veces parece que el que siente que tiene más posibilidades de ganar elige la estrategia competitiva aún a  riesgo de equivocarse y aunque esté demostrado que a la larga la cooperativa es la más provechosa para todos. Porque aunque a  día de hoy   la estrategia competitiva sea la mejor para ti nadie te  asegura que lo siga siendo en el día de mañana. Y viendo las  situaciones y acciones que nos han llevado a la crisis económica se demuestra que la estrategia competitiva sigue estando en la mente de muchos como la que realmente funciona, aunque sea obvio que es una visión totalmente cortoplacista.

¿Qué estrategia has elegido tú en el juego? ¿Después de leer esta entrada cual elegirías?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

felizenlamontaña

Como lo prometido es deuda voy a hablar de la interesante entrevista de la Contra a Kenneth Nowack, psicólogo, experto en inteligencia emocional. Creo que no tiene desperdicio ninguna parte de la entrevista, pero de momento voy a resaltar algunos aspectos, relacionados con algo de lo que he hablado ya otras veces en este Blog, que las emociones se contagian:

Un neurólogo me dijo que una persona nerviosa puede influir en los otros aunque no abra la boca…

Conozco esos estudios sobre la emocionalidad contagiosa que demuestran que los estados emocionales son como un germen que se propaga, por eso en las empresas los líderes son los que marcan el tono. Pero, del mismo modo, una simple sonrisa provoca en el interlocutor una respuesta neurológica que le hace estar más abierto y dispuesto a colaborar.

¿Y si no sonríes, si no expresas nada?

Las hormonas espejo están preparadas para captar cualquier variación en la expresión. Su cerebro, incluso antes de que lo pueda pensar, está programado para detectar el peligro, así que eso que llaman instinto actúa antes que el raciocinio y te dice si puedes confiar en esa persona o no.

He conocido a individuos cuya sola presencia crea armonía…

Es un hecho fisiológico. Hay personas que segregan más oxitocina y los otros lo captan inmediatamente y, a su vez, se ponen a segregarla. Cuando tú percibes que alguien confía en ti segregas más oxitocina.

¿Hay gente que tiene el poder de cambiarnos fisiológicamente?

Hay estudios que demuestran que monjes budistas, con miles de horas de meditación, han tenido un cambio a nivel estructural cerebral y tienen mayores dosis de oxitocina y menos cortisol y, obviamente, esto afecta a las personas con las que en un momento dado se relacionan.

La oxitocina es la misma hormona que las mujeres segregan durante el parto y que ayuda a crear vínculos con el bebé. Y también se segrega en el orgasmo (ayuda a las contracciones vaginales) por lo que puede ayudar también a crear vínculos emocionales con el compañero.

Tengo que reconocer que me encanta que algo que para los que nos movemos en el mundo de la psicología y la PNL era evidente, se pueda confirmar también por métodos fisiológicos, de modo que hasta los más incrédulos puedan creer en ello. El estado fisiológico interno determina lo que captarán los demás. Si tú dices algo en buen tono, pero en realidad estás enfadado, la persona que está delante captará tu enfado, aunque sea a un nivel inconsciente. ¿No os ha pasado alguna vez encontraros tristes tras haber pasado varias horas con alguien que se sentía deprimido? ¿Y al revés?

Por eso, me parecen de gran utilidad los consejos que da Kenneth Nowack de cara a segregar más “oxitocina” (el orgasmo no es mala idea tampoco ;)):

Pensar, sentir y comportarse como si tuvieras altos niveles de oxitocina. Yo hago un ejercicio muy simple cada día: en cuanto me despierto pienso en algo positivo y lo intento sentir. Luego me propongo hacer algo positivo durante el día para mí y para los demás. Eso, realizado a diario, te cambia.

Y yo añadiría:

– El cambio del diálogo interno (que él también  comenta aunque con otras palabras)

– Alguna práctica que te ayude a sentirte bien: yoga, meditación, tai-chi, un deporte, etc…

– Leer algo positivo, el arte o la música, una película alegre…. (lo contrario de lo que hace la gente cuando se siente melancólica).

– La hipnosis ya que te conecta con estados de bienestar profundo.

¿Utilizas alguna de estas técnicas? ¿Crees que te contagias de los estados de los demás o se contagian ellos de los tuyos?

Mertxe Pasamontes

Read Full Post »

Con ocasión de que hoy es mi cumpleaños, quiero compartir con vosotros un post un poco más largo y quizás “sentido” que otros  (todos lo son en cierto modo, pero este lo será un poco más).

Uno de los mejores coach que hay hoy en día, Robert Dilts, dijo que le encantaría tener una sesión de coaching con Sócrates. El método de Sócrates conocido como mayeútica (método inductivo que le permitía llevar a sus alumnos a la resolución de los problemas que se planteaban, por medio de hábiles preguntas cuya lógica iluminaba el entendimiento) tendría mucho que ver con lo que hace un buen coach. Ya encontraréis en los links más información sobre este tema, pero a mi me apetece usar algo más metafórico que teórico  y espero que además os resulte inspirador.

Y para eso voy a utilizar unos fragmentos de la película El Guerrero Pacífico (que os recomiendo ver!). Si ahora no tienes tiempo de ver todo el vídeo, lee el resumen que hago después y míralo en otro momento, merece la pena!

Os voy a extraer (en versión libre) las mejores frases, con la ilusión de que alguna os ayude a ampliar aunque sea una pequeña área de vuestra conciencia:

Primero las preguntas (aquí son afirmaciones por una cuestión estilística) que se harían al empezar un coaching:

– Busca las respuestas en tu interior. A la gente le da miedo su interior ya que es el único lugar en dónde encontrarán todo lo que necesitan.

– Las personas no son lo que piensan que son.

– Hay que entrenarse para la vida. Eso se hace cada día, viviendo cada experiencia.

– Lo único que realmente importa es este momento, el aquí y ahora.

Llegados a cierto punto, el coaching puede buscar un verdadero “despertar“:

– Se puede vivir toda la vida sin despertarse.

– La mente es sólo un órgano reflejo que llena la mente de pensamientos aleatorios que no dicen nada de ti.

– Hay que sacar la basura de la mente, todo lo que no necesitas de tu cabeza.

– Siempre están ocurriendo cosas. Estate atento a lo que sucede y no al ruido de tu mente. Evita lo superfluo.

– No hay nada que permanezca.

– La muerte no es lo triste, lo triste es que la gente no sepa vivir.

¿Crees que esto no tiene nada que ver contigo? Si es así, ¿seguro que estás despierto?

Mertxe Pasamontes

Pd. Os anticipo algo del próximo: los estados emocionales son como un germen que se propaga (La Contra)

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »